Educandos y currículum

Uno de los retos mayores hoy en día para los profesores es conseguir que los alumnos encuentren interesante los contenidos de las materias que imparten. El tutor cuenta con la adecuada formación teórica y es el que mejor conoce la realidad de cada grupo de alumnos y de su contexto, con lo cual será el responsable de concretar las prescripciones educativas generales a la realidad donde trabaja, de esta manera deja la puerta abierta a la creatividad.

Para que el alumno esté motivado para el aprendizaje debe encontrar un sentido a lo que estudia en la escuela, el aprendizaje debe de ser significativo para ellos, conectar con sus intereses y responder a sus necesidades. Teniendo esto en cuenta, el profesor puede hacer más atractivos los contenidos que trasmite, tendiendo puentes entre el conocimiento y el educando de forma creativa.

Esto pasa por desarrollar metodologías (la forma en que organizamos y presentamos la enseñanza) activas, lúdicas y dinámicas, con la posibilidad de presentarse desde un enfoque globalizador sin perder por ello su rigor científico. Con cierta flexibilidad para que los contenidos puedan ser abordados en diferentes grados de profundidad, en función de las capacidades de cada educando y de cada momento. Es también muy importante que esta labor suponga un estímulo y un compromiso para el docente. Hazlo con pasión, sino cambia de profesión. Para aumentar el interés y el compromiso de los educandos por los contenidos establecidos el educador puede:

  • Fomentar la participación de los educandos en la definición de actividades y en la organización general del aula,  lo que llamamos, aprendizaje participativo.
  • Potenciar la actividad, pues es a través de la acción y la experimentación como el educando aprende y se desarrolla.
  • Desarrollar actividades lúdicas, por ser una actividad natural además de generar aprendizajes significativos.
  • Partir de los conocimientos y experiencias previas de los educandos para que puedan dar un sentido a los nuevos aprendizajes que construyen.
  • Presentar los contenidos facilitando que hagan conexiones entre lo nuevo y lo que ya conocen para integrar el aprendizaje. 
  • Abrir espacios de interacción con los demás alumnos y adultos mediante la regulación mutua, el intercambio de puntos de vista. 
  • Crear un clima acogedor y seguro que contribuye al desarrollo de capacidades diferentes.
  • Compartir la labor educativa con las familias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vínculos entre los educandos

Lo que los niños necesitan de nosotros